Toys «R» Us se refuerza en internet para captar 20 % ventas y volver a crecer

El consejero delegado de Toys «R» Us Iberia, Paulo Sousa, en una entrevista con Efe. EFE

Madrid, 16 jun (EFE).- Toys «R» Us ha reforzado su negocio de ventas por internet con el objetivo de recuperar cuota de mercado en España y Portugal, donde en tres años ha caído del 17 al 15 %, y alcanzar, como mínimo, el 20 % de sus ventas a través de internet, frente al 5 o 6 % actual.

Para lograrlo, además de ganar rapidez y flexibilidad en las entregas, la juguetera ha renovado su web para que ahora sí funcione en dispositivos móviles, un error que arrastraba por culpa de malas decisiones adoptadas por la que fuera su matriz en Estados Unidos, ha explicado en una entrevista con Efe el consejero delegado de Toys «R» Us Iberia, Paulo Sousa.

En paralelo, continuará extendiendo su red de tiendas físicas, tanto para ganar presencia como para mejorar la experiencia de internet, ha explicado Sousa, que ha destacado que mantienen negociaciones muy avanzadas para abrir en Madrid capital sus dos primeros establecimientos a pie de calle en España.

La cadena de jugueterías cerró 2018 con unas ventas de 152 millones en España y Portugal, el 15,5 % menos que un año antes, lastradas principalmente por la situación de incertidumbre que atravesó tras la quiebra de su matriz.

«Queremos recuperar la cuota que teníamos antes de la caída en Estados Unidos. El objetivo es facturar más de 170 millones en 2019 y llegar a más de 200 millones en cuatro años», ha afirmado Sousa, que ha explicado que ahora captan a través de internet entre el 5 y el 6 % y que el objetivo es alcanzar, como mínimo, el 20 %.

En España, lideran el mercado El Corte Inglés y Amazon y el 20 % de las ventas de juguetes son por internet. «Si no estamos en esa tasa» es por decisiones erróneas de Estados Unidos, como que la página web no funcionara en dispositivos móviles (teléfonos y tabletas)».

El 78 % de los accesos a una web se hace vía móvil, lo que significa que se estaba perdiendo muchos potenciales clientes y «por eso nos era difícil alcanzar esa cuota natural del 20 %», ha lamentado.

Para recuperar el terreno perdido, la compañía ha invertido 2,5 millones en cambiar sus sistemas informáticos y, además, ha pasado a gestionar internamente la logística de su almacén central en Alcalá de Henares (Madrid).

Ahora, los pedidos por internet saldrán de las 61 tiendas que tienen en España (50) y Portugal (11), salvo en el caso de artículos de gran volumen, que se entregarán desde el almacén central, según Sousa, que ha asegurado que la red de establecimientos físicos con la que cuentan hace que no necesiten más almacenes.

Además, los establecimientos permiten dar al cliente algo que no pueden ofrecer los jugadores puramente de internet, como Amazon, que es poder ver, tocar y probar los juguetes, ha subrayado el ejecutivo de Toys «R» Us, en cuyas tiendas rige la norma de «prohibido no tocar».

La nueva web iniciará su rodadura con 8.000 referencias, cifra que a finales de año se elevará a 15.000 euros, y los cambios acometidos permitirán nuevos servicios como «click & collect» (recogida en tienda de los pedidos de internet en 2 horas) o envíos a domicilio «exprés» en 3 horas (con un coste de 7,90 euros y no en todas las ubicaciones).

Respecto a la evolución de las ventas en lo que va de año, Sousa ha señalado que mientras en Portugal están creciendo a ritmos del 17 %, en España están «planas» debido, en su opinión, a la incertidumbre política.

No obstante, confía en que la situación se recupere antes de la llegada de la Navidad, periodo en el que se concentra gran parte de las ventas del año.

El grupo, que por ahora descarta nuevas compras en España tras su intento fallido de adquirir la cadena Poly, prevé abrir en los próximos cuatros años 25 tiendas en España y Portugal, 10 de gran formato (entre 1.500 y 2.000 metros cuadrados) y 15 pequeñas (unos 500 metros cuadrados).

Tras la quiebra de la matriz, Toys «R» Us Iberia fue adquirida en agosto del año pasado por parte de su equipo directivo y la sociedad de inversión Green Swan, dueña también de las cadenas jugueteras Maxi Toys e Intertoys.